Cáncer de Próstata

Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es el más común en varones. Uno de cada 6 hombres será diagnosticado a lo largo de su vida. Estadísticamente 1 de cada 35 varones  morirá por cáncer de próstata.

Mientras en Europa se diagnostican 200 cánceres de próstata por cada 100.000 habitantes, en Canarias este número es de 66, lo que significa que en las islas se detectan una tercera parte de estos en comparación con el resto de Europa.

Esta baja tasa de diagnóstico en Canarias nos obliga a reflexionar que los centros de referencia deberían llevar unos procesos de asistencia para un mejor diagnóstico y así poder detectar una mayor cantidad de casos en estadios más precoces.

Si conseguimos diagnosticar el cáncer en una fase temprana podremos ofrecer al paciente casi siempre tratamientos curativos y con buena calidad de vida.

¿Qué es el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es uno de los tipos más frecuentes de cáncer en los hombres y ocurre en una pequeña glándula que produce el líquido seminal que nutre y transporta el esperma.

¿Qué es el diagnóstico precoz del cáncer de próstata?

El cáncer de próstata en etapas tempranas no da síntomas. Como solamente se puede curar el cáncer de próstata en los estadios tempranos, lo  importante es realizar controles con el urólogo a partir de los 40-45 años.

¿Cuáles son los aspectos básicos para la detección del cáncer de próstata?

Aunque hoy en día existen gran número de herramientas para diagnosticar este cáncer, ninguna ofrece 100% de seguridad. Por ello, el reto del urólogo es saber qué herramienta usar en cada caso para poder ofrecer el mejor y más rápido diagnóstico.

¿Cuáles son las principales pruebas diagnósticas para la detección del cáncer de próstata?

El sistema más conocido es la detección del PSA. Pero el control rutinario del nivel de  PSA  puede ser insuficiente, pues algunos cánceres de próstata no elevan el PSA y generalmente estos son los más agresivos.

En el GUA siempre realizamos un tacto rectal, debido a que sigue siendo una herramienta fundamental en el diagnóstico del cáncer de próstata. Es una prueba indolora, que suscita cierto rechazo en quien la desconoce por miedo al dolor y por otros mitos y bulos.

De igual forma, dentro de los medios diagnósticos se encuentra la Resonancia magnética nuclear, es una prueba de imagen sin radiación.  Es una de las herramientas más potentes con que contamos en GUA para el diagnóstico del cáncer de próstata. Aporta información anatómica y metabólica de la próstata que nos va a tranquilizar o por el contrario va a indicar una biopsia.

La solicitamos cuando tenemos sospecha diagnóstica por los datos de los análisis o por el tacto rectal. La resonancia magnética es valorada por un radiólogo con experiencia y  por urólogos. Tras examinarla detenidamente se obtiene una clasificación de  Pirrads.

Se categoriza cada próstata con un puntaje  que va del 1 al 5. Cuando el puntaje de Pirrads es  3, 4 ó 5 debe indicarse una biopsia de la próstata.

Estudios combinados bioquímico – celulares: se realizan con la orina del paciente tras la expresión de la próstata, y a veces nos ayudan a decidir una biopsia. A veces se indican cuando tras realizar la biopsia o resonancia magnética seguimos teniendo dudas.

Estudios genéticos: Obtenidos a través de muestras de saliva, sangre u orina: los utilizamos en pacientes con antecedentes familiares de cáncer.

La biopsia de próstata es la única prueba que da un diagnóstico certero. La técnica clásica transrectal ha quedado en desuso por sus bajos resultados y porque es peligrosa. La probabilidad de acierto en las biopsias transrectales clásicas es del 30% . Esto lleva a que en ocasiones los pacientes tengan que repetirse varias biopsias y que el PSA siga aumentando lo que genera en el paciente mucha ansiedad y desconcierto.

Además,  al pasar las agujas por el recto, que es una zona contaminada por múltiples bacterias, existe un riesgo de producir infecciones que a veces pueden ser graves, como una sepsis urológica.

Por ello nuestra técnica de biopsia se realiza a través del periné (zona entre los testículos y el ano) mediante la técnica de fusión transperineal.

¿Qué tipo de tratamientos existen en el cáncer de próstata?

En caso de que el cáncer de próstata se haya diagnosticado precozmente podemos ofrecer diferentes tipos de tratamientos curativos. Tratar adecuadamente la enfermedad mejora la supervivencia y calidad de vida de los pacientes.

Puede parecer difícil la elección del tratamiento ante el abanico tan amplio de variables que presenta esta enfermedad. En GUA diseñamos un tratamiento óptimo para cada caso, más o menos invasivo según las características de cada paciente y de la agresividad del cáncer.

El Cáncer de próstata puede ser desde una enfermedad poco agresiva a ser letal en poco tiempo. Es por ello que el profesional debe ofrecer y consensuar con el paciente el tipo de tratamiento exacto en cada momento de la enfermedad.

Los tratamientos curativos para esta patología son:

  • Cirugía:  Prostatectomía radical laparoscópica 3d de alta definición: La cirugía de la prostatectomía radical es para nosotros el tratamiento óptimo en la mayoría de los casos. La cirugía laparoscópica  3D de alta definición ofrece mejor visión, con lo que la precisión de nuestros destacados cirujanos está muy aumentada generando mayor precisión y una  menor pérdida de sangre y mejor resultado funcional y estético.  En GUA somos muy precisos para garantizar obtener los mejores resultados y evitar que el paciente padezca posteriormente de incontinencia y/o impotencia sexual. Es una cirugía que normalmente realizamos en dos horas.  Ese mismo día el paciente está en la habitación del hospital comiendo y caminando. Al mes de la intervención los pacientes pueden hacer una vida normal, reincorporarse a sus trabajos, hacer deporte, etc.
  • Radioterapia: La radioterapia se realiza aplicando rayos externos a través de una máquina grande que apunta con un haz de radiación al tumor. Se identifica la zona a tratar mediante un pequeño tatuaje debajo del ombligo lo que le permite al radioterapeuta apuntar al órgano. Los tratamientos de radiación externa suelen hacerse 5 días a la semana por un período de dos a tres meses que el paciente debe acudir al hospital para realizarse el tratamiento. En muchas ocasiones junto con la radioterapia hay que administrar hormonas para castrar químicamente a los pacientes para bajar el PSA. Siempre que es posible se usa la cirugía como primera opción de tratamiento por los siguientes motivos:
    • La radioterapia es un tratamiento largo, puede llegar a durar 3 meses en realizarse teniendo el paciente que acudir al hospital a diario.  A diferencia de lo que ocurre con la cirugía que son  dos horas de tratamiento y dos días de ingreso hospitalario.
    • En la cirugía podemos extraer del cuerpo toda la próstata y los ganglios para analizarlos. Esto da mucha más información para tratar mejor el cáncer de próstata. Con la radioterapia siempre queda la próstata y los ganglios dentro.
    • Los efectos secundarios a largo plazo con la radioterapia se van acumulando, por ello nunca la realizamos en gente joven. Estos efectos secundarios pueden ser sangrados frecuentes de la vejiga, cistitis rádica e incluso mayor incidencia de tumores vesicales a partir de los 10 años del tratamiento.
  • Otras opciones que se pueden ofrecer para el tratamiento del cáncer de próstata son:
    • Vigilancia activa del tumor (no hacer nada) en casos seleccionados.
    • HIFU: aplicación transrectal de altas temperaturas.
    • Crioterapia: Aplicación de transrectal de congelación.

¿Cómo se lleva a cabo el seguimiento del cáncer de próstata?

Una vez tratado el paciente, debe seguir en seguimiento en nuestra clínica con revisión periódica de PSA: Esta es la herramienta que nos permite saber si el cáncer ha remitido.

También se controlan otros aspectos funcionales como la calidad de la micción sin escape y una buena función sexual.

En nuestro centro incluimos las consultas de seguimiento y revisión durante los seis meses posteriores a la intervención.

  • Detección del PSA
  • Tacto rectal
  • Resonancia magnética nuclear
  • Biopsia de próstata
  • Cirugía: prostatectomía radical laparoscópica 3d de alta definición.
  • Radioterapia
  • Vigilancia activa del tumor (no hacer nada) en casos seleccionados.
  • HIFU: aplicación transrectal de altas temperaturas.
  • Crioterapia: Aplicación de transrectal de congelación.

Nuestros especialistas

Pacientes satisfechos

Lo que nuestros pacientes opinan de nosotros

¡Un equipo profesional estupendo y una atención médica de 5 estrellas! Así da gusto, que uno entra siempre preocupado a un médico pero de aquí se sale con bastantes menos miedos, se nota que saben de lo que hablan.
Desde la entrada la atención de la señorita Lola es increíble, el trato de los auxiliares te hacen sentir como en casa y para terminar un profesional excepcional como el doctor Juarez.

En conclusión, quedo muy agradecido. Son una familia fenomenal.
La atención es excelente. Disponen de buenos equipos y de personal muy cualificado para atender diversos problemas relacionados con su campo. Las chicas que atienden al público muy simpáticas y profesionales. Muy satisfecho.

Pedir cita

Contacta con nosotros y reserva una cita de valoración con un doctor

    928 264 695PEDIR CITA
    ¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?