Histeroscopia

Histeroscopia

La histeroscopia es un procedimiento ginecológico muy antiguo, que después de más de 150 años ha ido evolucionando para de una manera mucho más sencilla y menos invasiva resolver diversos problemas dentro de la cavidad uterina. Éste procedimiento clínico puede realizarse con fines diagnósticos o para tratamientos de patologías intrauterinas y como método de intervención quirúrgica.

La histeroscopia consiste en la visualización directa del interior del útero, el endocervix y el comienzo de las trompas de Falopio para obtener información anatómica y ver de forma directa los posibles problemas que puedan existir. La utilización de esta técnica con fines diagnósticos por equipos con experiencia en el manejo de las misma, asegura el máximo rendimiento y fiabilidad en la interpretación de las imágenes, minimizando, a su vez, el riesgo de complicaciones.

¿Cuál es el procedimiento de una Histeroscopia?

El procedimiento incluye los siguientes pasos:

  1. El ginecólogo limpia los genitales con una solución clorhexidina.
  2. El ginecólogo adapta el histeroscopio en función del tamaño del canal y lo va introduciendo lentamente.
  3. Se va insuflando líquido dentro del útero, generalmente suero fisiológico, para que se expanda la cavidad y se pueda ver mejor el interior de la cavidad uterina.
  4. El histeroscopio se guía a la cavidad uterina para realizar la inspección. Si se encontrasen anormalidades, se procede con el canal del histeroscopio por donde se pueden introducir instrumentos quirúrgicos especializados, como pueden ser tijeras, pinzas y electrodos bipolares, para operar en la cavidad uterina.

¿Cuándo se indica una histeroscopia?

Las indicaciones de la histeroscopia diagnóstica incluyen:

  • Mujeres con alteraciones menstruales (reglas abundantes o pérdidas entre menstruaciones).
  • Mujeres con problemas de esterilidad o infertilidad.
  • Control de Cicatrices uterinas, de miomectomía, cesárea, etc.
  • Restos placentarios o valoración directa de posibles tumores como miomas o cuello de útero.

 Su uso diagnóstico ha sido muy extendido para investigar las causas de: 

  • Infertilidad
  • Periodos menstruales irregulares y dolorosos.
  • Hemorragias postmenopáusicas.
  • Abortos espontáneos recurrentes.
  • Dispositivos intrauterinos mal posicionados.

 Adicional a su uso diagnóstico, la Histeroscopia es utilizada como tratamiento quirúrgico para:

  • Retiro o cauterización del recubrimiento del útero en la ablación de endometrio.
  • Extracción de fibromas.
  • Extracción de pólipos.
  • Extracción de dispositivos intrauterinos (DIU) dificultosos.
  • Eliminación de adherencias intrauterinas.

¿Cuáles son las características de la intervención?

La intervención suele durar entre 15 minutos y una hora dependiendo de si se realizar para solucionar un problema prediagnosticado o es para realizar un diagnóstico en consulta (la más corta). Se realiza con sedación o anestesia local quirúrgica. Es un proceso ambulatorio.

¿Qué cuidados debe tener la paciente tras la intervención?

Evitar  las relaciones sexuales, baños de inmersión en el mar piscinas o bañeras durante 3 semanas.

La recuperación es inmediata puede volver a trabajar al día siguiente. Aunque la normalización del patrón menstrual puede durar un ciclo que suele ser un mes.

¿Qué resultados debe esperar la paciente?

Solucionar el problema. Mejora el patrón menstrual tras retirar pólipos o miomas y ayudar  a prescribir un tratamiento adecuado.

  • Síndrome de Asherman.
  • Pólipos endometriales.
  • Sangrado ginecológico anormal.
  • Tumor fibroide uterino.
  • Malformaciones uterinas.
  • Infertilidad.
  • Periodos menstruales irregulares y dolorosos.
  • Hemorragias postmenopáusicas.
  • Abortos espontáneos recurrentes.
  • Dispositivos intrauterinos mal posicionados.
  • Retiro o cauterización del recubrimiento del útero en la ablación de endometrio.
  • Extracción de fibromas.
  • Extracción de pólipos.
  • Extracción de dispositivos intrauterinos (DIU) dificultosos.
  • Eliminación de adherencias intrauterinas.

Nuestros especialistas

Pacientes satisfechos

Lo que nuestros pacientes opinan de nosotros

Acudí a la consulta con mi marido, ya que le habían dado un diagnóstico nada bueno en otro centro. Pedí ayuda a mi jefa, con tan buena suerte que me recomendó al Dr. Juárez. Estaba tan desesperada que les escribí y me atendió Loly, a quien agradezco de corazón su consuelo y atención. El trato fue excelente, no me podía creer que en menos de una hora mi marido tuviera todas las pruebas.  Nos han cambiado la vida. Un millón de gracias.

María M.

Los únicos en curarme, una maravilla, aún no me lo creo después de haber visitado tantos urólogos y todos me decían que era por no beber agua... lo que es no querer trabajar. Este señor me cambió la vida.

Elena F.

Llevo años siendo paciente de este centro y la profesionalidad que hay en todos los sentidos es única. Tratan al paciente de maravilla, tienen siempre la última tecnología (se ven siempre muchos aparatos nuevos) y siempre he salido con soluciones y contentísimo. Mando un abrazo a todo el equipo porque se lo merece.

Jaime L.

Pedir cita

Contacta con nosotros y reserva una cita de valoración con un doctor

    PEDIR CITA AHORA
    ¿Cómo podemos ayudarte?