• Av. José Mesa y López, 54, bajo, 35010 Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas
  • Atención 24 horas
info@urologiayandrologia.com

Los mejores profesionales

en cada especialidad

Financiación

Todas las cirugías
Citas: 629 334 583

Vapor de agua en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata (HBP)

También llamada agrandamiento de la glándula prostática, la hiperplasia benigna de próstata, es una afección frecuente en los hombres posterior a los 45 años. Sus síntomas habituales incluyen molestias urinarias durante el día y la noche: micción frecuente e incompleta, posible dolor, goteos y otros. Esta serie de síntomas miccionales y complicaciones urológicas afectan directamente a la calidad de vida de los pacientes.

Cuando hablamos de HPB es porque ya existe un diagnóstico formal por parte de un urólogo, generalmente en hombres a partir de 45 años de edad, llegando al 90% de afectación a los 80 años. Las investigaciones sugieren una desregulación en la formación de la testosterona que puede estimular el crecimiento de las células.

El agrandamiento de la próstata requiere tratamiento y control médico, aunque algunas molestias urinarias, en un primer momento, resulten tolerables, pero cuando no se tratan pueden derivar en infecciones del tracto urinario, daño en la vejiga o en los riñones, o incontinencia que se agrava con el paso del tiempo.

Debe tomarse en cuenta que el agrandamiento de la próstata puede enmascarar otras enfermedades, desde una simple infección de las vías urinarias, una prostatitis, cálculos en riñones o vejiga, y lo más grave. un cáncer.

Hasta hace poco la alternativa para tratar esta afección eran los fármacos y la opción quirúrgica, ya fuese cirugía abierta, cirugía láser o resección transuretral (RTU) de la próstata, hoy por hoy también contamos con la Terapia térmica con vapor de agua  que se ha convertido en una buena alternativa y como una herramienta más de tratamiento para los  casos de hiperplasia benigna de próstata. Además, es mínimamente invasivo, se realiza de forma ambulatoria, y no altera las funciones sexuales del paciente como es la posibilidad de seguir eyaculando.

¿Qué paciente se beneficia del tratamiento de vapor de agua?

Se ha comprobado que la aplicación de este tratamiento reduce los síntomas, despeja obstrucciones y reduce el tejido prostático en la hiperplasia benigna de próstata (HBP). Los pacientes que se pueden beneficiar de este tratamiento son los que poseen un volumen de próstata entre 30 y 90cc. El sistema con el que contamos en GUA también permite que tratemos a pacientes con hiperplasia de la próstata consiguiendo preserva la eyaculación.

¿Cómo se genera la energía térmica húmeda?

Este tratamiento utiliza la radiofrecuencia para generar energía térmica “húmeda”, en forma de vapor de agua, que se inyecta en la próstata en dosis controladas.  El vapor que se inyecta en el tejido prostático se dispersa rápidamente por las células y las destruye de forma controlada lo que reduce el volumen de tejido prostático adyacente a la uretra. El proceso de condensación de vapor también ocasiona un rápido colapso de la vasculatura en la zona del tratamiento, dando como resultado una intervención sin pérdida de sangre y con preservación del mecanismo eyaculatorio lo que permite seguir expulsando semen.

¿Cuál es la preparación del paciente para recibir el tratamiento?

Se realiza bajo sedación y medicación específica para realizar el tratamiento sin dolor.

¿Cuál es el proceso que siguen nuestros urólogos en GUA para aplicar el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata (HBP)?

  1. Antes del contacto inicial con el paciente, se preparará el aparato. Se activará el dispositivo para eliminar mediante calor externo, el agua condensada de la vaina y se dejará la función de reposo, para mantener el vapor preparado.
  2. Una vez preparado el paciente, se insertará la pieza de mano y se evaluará visualmente la anatomía prostática, es decir, la vejiga y uretra.
  3. Se procederá a examinar la zona, midiendo los campos de visión (FOV) entre el cuello de la vejiga y el verum montanum (cresta uretral).
  4. Una vez insertado, nuestro especialista examinará y verificará por medio de medición de los campos de visión (FOV) entre el cuello de la vejiga y el verum montanum la, la zona de tratamiento del vapor.
  5. Acto seguido, empezando por el cuello de la vejiga y dejando un centímetro de distancia, nuestro especialista colocará el dispositivo sobre un lóbulo lateral y liberará la aguja de la radiofrecuencia  para administrar el tratamiento con vapor.
  6. Se activará el tratamiento con vapor mientras se mantiene firme el dispositivo de introducción. Cada tratamiento dura 9 segundos. Una vez culminado el tratamiento, se retraerá la aguja
  7. Posteriormente se podría administrar unas nuevas sesiones de tratamiento de vapor a 1 cm de distancia entre sí, hasta alcanzar el extremo proximal del verum montanum.
  8. Finalmente, nuestro excepcional equipo de especialistas realizará una evaluación final de la uretra prostática y la vejiga.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para aclarar dudas sobre este procedimiento. En GUA te ofreceremos una atención de altísima calidad de la mano de los mejores urólogos de Las Palmas de Gran Canaria. 

Contáctenos, estaremos encantados de resolver sus dudas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

928 264 695PEDIR CITA
Hi, How Can We Help You?